Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 septiembre 2011

La enfermedad de España

El otro día un buen amigo me comentaba su creciente preocupación por lo que él mismo llamaba la ‘enfermedad de España’,  refiriéndose  esencialmente a la coyuntura económica que atravesamos y, por supuesto acompañada de una  crítica al gobierno, y su forma de gestionar esta estupenda crisis.

Más allá de las lecturas políticas y económicas que se pueden hacer a esa frase, es tiempo de fijarse en las personas, y de ver que, por otro lado, España está también enferma debido fundamentalmente a una crisis de valores, que, está empezando a echar raíces en las personas jóvenes, motivada por los ejemplos cotidianos que nos rodean. El caso, es que no está claro qué queremos ser, no nos paramos a reflexionar y el modelo de vivir una buena vida, es el ‘Carpe Diem’: a disfrutar mientras se pueda, que luego nos vamos al hoyo. Qué gran mentira. En fin, a lo que vamos…

Son momentos extraños donde la honradez, la lealtad y en cierto modo la capacidad que tienen las personas de respetar y tolerar brillan por su ausencia, aunque curiosamente, todo el mundo al que se le pregunta se declara el más tolerante, honrado y leal del planeta. No digo que esto no sea así, aunque sinceramente la vara de medir de cada cual no es la misma, y como bien dijo el filósofo, está condicionada por nuestras circunstancias, aunque esa no sea una excusa válida vpues los principios y la ética van de la mano independientemente de las circunstancias…como también dijeron los antiguos filósofos, lo que es es, y lo que no es, no es. Sin conjeturas.

Un claro ejemplo de la falta de valores se dio con la venida del Papa a Madrid con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud el pasado mes de agosto. Como es conocido, ya que no pasó indiferente para nadie, la ciudad se abarrotó de peregrinos que inundaron y alegraron las calles de la capital durante una semana.

En efecto, los peregrinos gozaban con la presencia de su Santidad, aunque unos pocos tolerantes se empeñaron en hacerse notar (y no me refiero a los indignados, que no merece la pena ni que sean nombrados). Me refiero al grupo de homosexuales, que al paso del Papa, no hizo otra cosa más que comerse a besos. Estos son los que piden respeto y tolerancia, y que desgraciadamente se les ríen las gracias y se califica de personas normales demostrando su amor. Hay cosas que no me cuadran por ningún lado…

En lineas generales, y con este ejemplo queda patente, esta doble moral es la que se está arraigando en la sociedad y donde lo que uno piensa y las razones propias son las que siempre prevalecen, sin pensar en el ajeno y valorando solo nuestro propio placer.  Por supuesto, ya podemos engañar a nuestra pareja tranquilos, un poquito de dinero a la famosa empresa del anuncio y listos. Y así, muchísimos más ejemplos.

España está enferma, pero se debe ser optimista, pues la cura está en la mejor escuela de valores del mundo, la familia.

Read Full Post »