Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2010

“Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre”.

Carl Sagan (1934-1996). Astrónomo Estadounidense

Una cosa me ha quedado clara en los 5 años de carrera:  esto es la ley de la jungla. Pasas del todo a la nada en cuestión de unos pocos meses (el cambio del colegio a la universidad) y si no te pones las pilas ,el sistema (que por cierto, independientemente de las leyes y gobiernos sigue y sigue fomentando la vagancia juvenil) literalmente te devora. Por ahora dejaré de lado la competitividad entre los compañeros, eso merece una sección especial.

Si hemos sido capaces de ”sobrevivir” es porque tenemos algo que sólo nuestra generación tiene (con permiso de padres y abuelos): la tecnología. Hemos nacido en la era de internet, en la era de la comunicación sin cables y sobretodo, en la era de la información. Información por doquier. Somos pues, auténticos animales tecnológicos capaces de buscar, procesar y enviar datos de cualquier tipo y a cualquier parte del mundo. Esta es nuestra carta de presentación en un mundo en el que nadie es capaz de vivir sin el uso de las nuevas tecnologías. Hace treinta años se hacía impensable que una multinacional celebrara sus reuniones generales con directivos situados simultáneamente en distintas regiones del globo. Bien, pues hoy en día es lo habitual, y somos nosotros los que tenemos el poder para demostrar lo que valemos y para anticiparnos a lo que pueda venir.

La importancia de la tenología, y de la denominada sociedad de la información en su conjunto, puede observarse en la práctica totalidad de los ámbitos de la vida diaria. La rapidez de las campañas pidiendo ayuda para Haiti tras el trágico suceso de hace un par de semanas o los múltiples métodos de colaboración que han surgido (sms, llamadas, donativos online,…), son claros ejemplos de la aldea global en la que estamos inmersos. Aldea porque dentro de la hiperconexión mundial, el individuo se vuelve individualista, valga la redundancia, buscando cada vez más la satisfacción de las necesiddes propias de manera un tanto egoista. Global porque la realidad diaria se compone de la unión de los millones de comportamientos individualistas que operan simultánea e interconectadamente en un mundo donde la tecnología ha revoluionado las concepciones de tiempo o espacio (para el correo eléctronico una persona en la mesa de enfrente se encentra a la misma distancia que alguien que esté en la otra punta del mundo).
 
Es pues imprescindible a la hora de analizar cualquier proceso socioeconómico, asi como las tendencias que marcan el camino actual, tener muy presente el papel de la tecnología, tanto los avances que nos han permtido llegar hasta donde estamos, como los que se suceden cotidianamente y no permitirán llegar muy lejos. Casualmente, en el día de hoy la noticia más destacada ha sido la presentación de Ipad, el tablet táctil de la multinacional Apple.

Animales tecnológicos

Anuncios

Read Full Post »

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.

Victor Hugo (1802-1885).  Novelista francés

El futuro llega para todos, así ha sido siempre y así seguirá siendo, al menos por ahora… Como ante cualquier acontecimiento de la vida, la diferencia radica en la posición que elegimos para contemplar lo que llega. Es cómodo y sencillo mirar desde lejos y adaptarse puntualmente cuando resulta imprescindible, pero resulta casi siempre más emocionante, ventajoso, útil, interesante y gratificante tomar un rol activo en la novedad que llega cada mañana afrontando el futuro desde la confianza, la seguridad y la tranquilidad de estar haciendo lo correcto.

Empresas de ayer y de hoy siguen distintas estrategias para satisfacer las peticiones del mañana. Algunas confían en su buen hacer y en su reputación para mantener sus costumbres seguros de que las costumbres del mundo no cambiarán. Otras tropiezan al adentrarse en un  panorama desconocido e inusual donde los cambios son continuos y vertiginosos, y deciden resguardarse en las pequeñeces que por el momento funcionan. ¿Quién dijo que ser valiente significara no caer? Valiente es el que se tropieza y cae repetidamente, pero siempre se levanta. Valiente es el que elige la alternativa difícil porque ante todo confía ciegamente en lo que hay al final del camino. Valiente es el que prefiere el riesgo nuevo a la seguridad repetitiva.

La trasparencia, la ética, la responsabilidad social, la innovación, la personalización de productos y empresas, el acercamiento que hace a cada cliente único, la incorporación de los sentimientos y las emociones subjetivas como valor principal de productos y servicios son sólo algunas de las tendencias que el mercado de hoy en día ha sugerido. Y es que en un mundo global y a la vez repleto de pequeños millones de historias individuales, el mercado ya no dicta normas obligatorias, sino que señala pautas, sugiere caminos, plantea alternativas, lanza indirectas, en definitiva, la sociedad, el mundo, la realidad evoluciona en búsqueda de cosas nuevas, de horizontes no descubiertos y metas lejanas, y deja piedras por el camino para que los valientes que se atrevan las sigan. En definitiva, hemos de ser valientes para lograr el éxito que buscamos. Sin miedo, y con decisión. Ahora analicemos cuál es el rumbo actual del mundo…

Camino hacia el futuro

Read Full Post »

Más que palabras

“La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros.”

Ana María Matute, escritora.

  

La palabra. Nunca algo fue tan trivial y al mismo tiempo tan complejo.  Gracias a ella somos capaces de comunicarnos, de aprender y de innovar. Un tres en uno que no tiene desperdicio. Con su veneplácito trataré de adentrarme en el mundo blogger para plasmar mi visión global, sobre la ingeniería, empresa y vida enfocado en todo momento desde el punto de vista de un estudiante en el último año de carrera enfrentado a los temores que ello implica: inserción en el mercado laboral, emancipación y un sinfin de dudas asociadas a la situación actual en la que vivimos.

Es tiempo, pues, de analizar el modelo de sociedad moderna en la que nos encontramos ( ¿o quizás no tan moderna?) , las tendencias, los miedos, las personas y las empresas que nos vamos a encontrar hoy. Es tiempo de crítica y de mejora. Empleemos la palabra y saquemos punta a lo que nos rodea. ¿Os atrevéis?

 

  

Read Full Post »